Hojas que caen sobre cenizas


Cenizas

Por Inés Arias de Reyna


―¿Qué nos pasó? ―preguntó el hombre con voz quebrada; una capa de cenizas le cubría el cuerpo y oscurecía su semblante, ya de por sí desolado.
Los dos observaban a lo lejos la ciudad ennegrecida, huérfana de edificios, con los escombros como únicos habitantes. La mujer dio la espalda a aquel paisaje que la devastaba por dentro y comenzó a caminar en dirección contraria.

―Nos creíamos gigantes ―contestó cuando el hombre llegó a su altura― y solo somos hormigas.




Verano de 2012

Imágenes: Jardín en Centelles (Cataluña) >>

info
Using Format